Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 noviembre 2010

para tiempos difíciles

Esta reflexión sido ha publicado en Eclesalia, José Antonio Pagola. Me parece muy interesante.

Los profundos cambios socioculturales que se están produciendo en nuestros días y la crisis religiosa que sacude las raíces del cristianismo en occidente, nos han de urgir más que nunca a buscar en Jesús la luz y la fuerza que necesitamos para leer y vivir estos tiempos de manera lúcida y responsable.

Llamada al realismo. En ningún momento augura Jesús a sus seguidores un camino fácil de éxito y gloria. Al contrario, les da a entender que su larga historia estará llena de dificultades y luchas. Es contrario al espíritu de Jesús cultivar el triunfalismo o alimentar la nostalgia de grandezas. Este camino que a nosotros nos parece extrañamente duro es el más acorde a una Iglesia fiel a su Señor.

No a la ingenuidad. En momentos de crisis, desconcierto y confusión no es extraño que se escuchen mensajes y revelaciones proponiendo caminos nuevos de salvación. Éstas son las consignas de Jesús. En primer lugar, «que nadie os engañe»: no caer en la ingenuidad de dar crédito a mensajes ajenos al evangelio, ni fuera ni dentro de la Iglesia. Por tanto, «no vayáis tras ellos»: No seguir a quienes nos separan de Jesucristo, único fundamento y origen de nuestra fe.

Centrarnos en lo esencial. Cada generación cristiana tiene sus propios problemas, dificultades y búsquedas. No hemos de perder la calma, sino asumir nuestra propia responsabilidad. No se nos pide nada que esté por encima de nuestras fuerzas. Contamos con la ayuda del mismo Jesús: «Yo os daré palabras y sabiduría»… Incluso en un ambiente hostil de rechazo o desafecto, podemos practicar el evangelio y vivir con sensatez cristiana.

La hora del testimonio. Los tiempos difíciles no han de ser tiempos para los lamentos, la nostalgia o el desaliento. No es la hora de la resignación, la pasividad o la dimisión. La idea de Jesús es otra: en tiempos difíciles «tendréis ocasión de dar testimonio». Es ahora precisamente cuando hemos de reavivar entre nosotros la llamada a ser testigos humildes pero convincentes de Jesús, de su mensaje y de su proyecto.

Paciencia. Ésta es la exhortación de Jesús para momentos duros: «Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas». El término original puede ser traducido indistintamente como “paciencia” o “perseverancia”. Entre los cristianos hablamos poco de la paciencia, pero la necesitamos más que nunca. Es el momento de cultivar un estilo de vida cristiana, paciente y tenaz, que nos ayude a responder a nuevas situaciones y retos sin perder la paz ni la lucidez. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Read Full Post »

¿QUIÉN ES SALESIANO?

Una pequeña, pero interesante reflexión que nos manda Esther Real.

Es hijo de Don Bosco
y tiene como madre a Maria Auxiliadora.

Siempre está alegre,
sólo quiere la salvación de las almas de los jóvenes
y es buena tela para hacer un lindo traje
y regalarlo al Señor.

Es balón, cancha y juego;
es canto y misa;
es encuentro y amistad.

Lucha contra la corriente,
es la improvisación misma,
es un misionero en el corazón y en el alma de los jóvenes.

Sabe escuchar y sabe esperar;
es también alguién que se cansa
y hace de esto un trampolín.

El salesiano tiene la cara del mundo
y cree en los demás.

También va al cine
y a veces siente miedo de las películas de terror;
come perritos calientes
y le gustan los helados de ron con pasas;
es más humano que un buhonero en Caracas.

Posee la sencilla calidez
humana de la fraternidad.

“Todos podemos ser cooperadores todo consiste en hacer de lo ordinario algo extraordinario…..”

Read Full Post »